La Compasión de Cristo

Dios te Bendiga.

Aconteció después, que él iba a la ciudad que se llama Naín, e iban con él muchos de sus discípulos, y una gran multitud. 12 Cuando llegó cerca de la puerta de la ciudad, he aquí que llevaban a enterrar a un difunto, hijo único de su madre, la cual era viuda; y había con ella mucha gente de la ciudad. 13 Y cuando el Señor la vio, se compadeció de ella, y le dijo: No llores. 14 Y acercándose, tocó el féretro; y los que lo llevaban se detuvieron. Y dijo: Joven, a ti te digo, levántate. 15 Entonces se incorporó el que había muerto, y comenzó a hablar. Y lo dio a su madre. 16 Y todos tuvieron miedo, y glorificaban a Dios, diciendo: Un gran profeta se ha levantado entre nosotros; y: Dios ha visitado a su pueblo.

Lucas 7.11-16

Hay muchas situaciones en las cuales entendemos que ya todo termino y no hay ningun tipo de esperanza. La muerte de alguien, un palabra mal dicha, un comportamiento no correcto, situaciones que nos ponen en un desaliento tan grande que solo llorando intentamos desahogar el dolor que llevamos dentro y ya que humanamente no podemos hacer nada simplemente nos conformamos a aceptar la cruda y triste realidad.

 

Pero aunque nuestras realidades parecieran lo peor de la vida Jesús esta ahi mirando el dolor por el cual estamos atravesando. Jesús tiene el poder para cambiar nuestra triste y dura realidad, solo hay que tener un poquito de fe en él. Jesús vio a esta viuda de Naín con el corazon quebrantado a causa de la perdida de su hijo, el  dolor por la perdida de alguien es terrible, hasta que alguien cercano a ti se aleja, cuando se va, ahi es que reconoces lo importante que era en tu vida y inevitablemente sufre por esa persona.

Que hacer en un momento asi?

Clamar con fe para que Jesus haga un milagro en tu vida, dicho milagro puede ser consuelo, el regreso de la persona o cosa que hayas perdido, la solución de tu problema, la respuesta de la oración que tanto has pedido. El punto esta es que ahi en ese momento en que el mundo se te ha destrozado, donde nada ni nadie puede aliviarte de ese dolor debemos levantar nuestra voz y clamarle a cristo y esperar con fe el milagro en nuestras vidas.

Lo ultimo que esa mujer esperaba era que su hijo volvería a la vida, pero la compasión de cristo hizo que ese joven volviera, la compasión de cristo en nuestra vida puede hacer que el milagro que tanto esperas suceda, pero hay que tener Fe y creer que él tiene el poder para obrar en ti y en mi.

“Ya no llores” alza tus ojos al cielo y en lo profundo de tu corazón clama al Dios vivo para que obre en tu vida y veas a Dios glorificado en tu problema.

Dios te bendiga

About these ads

2 comentarios el “La Compasión de Cristo

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s